Por una mejora en la gestión ambiental

rde_12_art08

Mercado García, Alfonso y Carlos Roberto López Pérez (eds.). La estadística ambiental en México. México, DF, El Colegio de México-CEPAL, 2014, 582 pp., ISBN 978-607-462-522-6.

 

Ante las grandes y crecientes transformaciones tecnológicas, económicas, sociales y ambientales que vive la humanidad, las cuales detonan causas y efectos múltiples en los entornos local, regional, nacional y mundial, los países en general están retrasándose en la evaluación de estos fenómenos y en la generación de información ambiental clave. La capacidad técni-ca de las instituciones para monitorear y captar datos sobre el medio ambiente —en sus fases de estado, presión, impacto y gestión— es insuficiente en cuanto a cobertura geográfica, cantidad y calidad de los parámetros de medición utilizados. De forma paralela, no es ocultable el hecho de que muchas instituciones producen información conforme a sus necesidades, criterios y propósitos. Estos desafíos apuntan a que las oficinas de estadística sean instancias tanto de producción como de coordinación y regulación de los sistemas de información, de acuerdo con las prioridades nacionales y los estándares requeridos.

 

A dos décadas de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, es cada vez mayor la necesidad y la obligación de tener información estadística ambiental oportuna y confiable, profundizando en su construcción, disponibilidad y análisis. Por su alta importancia, especialistas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable (CESPEDES) y El Colegio de México (COLMEX) realizaron diversas reuniones de intercambio de experiencias e información, las cuales confluyeron en la realización del simposio Desarrollo de las Estadísticas del Medio Ambiente: Fuentes, Alcances y Usos, que se llevó a cabo en El Colegio de México el 20 y 21 de octubre de 2008. Va-rias de sus ponencias fueron seleccionadas y evaluadas para dar origen a esta obra editada por el COLMEX, en colaboración con la CEPAL. La publicación es resultado de un esfuerzo multiinstitucional, liderado por profesionistas de estos dos organismos y del INEGI, que lograron converger los análisis de diversos expertos de la academia, el gobierno, el sector privado y organismos internacionales.

 

El libro La estadística ambiental en México, editado por Alfonso Mercado García, profesor-investigador de El Colegio de México, y Carlos Roberto López Pérez, director de Estadísticas del Medio Ambiente, de la Dirección General de Geografía y Medio Ambiente del INEGI, integra 23 capítulos distribuidos en cuatro partes: a) Criterios y antecedentes en las Américas, donde se consideran varias experiencias en el extranjero, b) Información ambiental según la unidad económica, c) Estadísticas por rubro ambiental y d) Hacia un sistema integrado de información ambiental. El prólogo está firmado por la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, y el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

 

¿Cuál es la calidad de los datos ambientales en México?, ¿cómo ha evolucionado la calidad?, ¿a qué se debe esa calidad y qué hace falta para mejorarla? El libro toma estas preguntas como hilo conductor. Así, los diversos autores estudian los avances, los vacíos, brechas y deficiencias en la calidad de dicha estadística, a la vez que plantean propuestas de mejora, considerando los marcos conceptuales y metodológicos de organismos internacionales, la infraestructura y capacidad técnica nacional y las experiencias de otros países. Varios capítulos del libro convergen sobre estos temas, pero las mayores aportaciones tratan sobre la maduración de la estadística ambiental, los marcos ordenadores, las metodologías de medición, el dato ambiental y su uso, así como las estrategias para el desarrollo del sistema estadístico ambiental.

 

Es clara la relevancia de información ambiental adecuada en temas como el cambio climático, la atmósfera, la energía, el agua, los residuos sólidos, la relación empresa-ambiente y la de hogar-ambiente. Los datos de estos temas se revisan también en la obra. Destaca, por ejemplo, que las estadísticas referidas al clima, atmósfera y energía de México, aun siendo de las más maduras, afrontan nuevos requerimientos de información más especializada sobre el cambio climático.

 

De igual forma, resulta interesante saber que los antecedentes de la estadística ambiental son hasta cierto punto recientes —un par de décadas—, a diferencia de la larga historia de los datos económicos, demográficos y sociales. Así, en pleno proceso de maduración, las estadísticas ambientales todavía afrontan retos de cobertura, frecuencia y calidad, con dificultades para cons-truir indicadores y análisis estadísticos y econométricos profundos.

 

Varios autores muestran que también ha sido fundamental la adopción de marcos ordenadores de organismos internacionales, como: la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización para la Coope-ración y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Statistical Office of the European Communities (EUROSTAT). Uno de los marcos ordenadores más conocidos de las estadísticas ambientales es el de presión-estado-respuesta (PER) y sus derivaciones, por ejemplo fuerzas conductoras-presión-estado-impacto-respuestas.

 

El desarrollo de una capacidad de producción de datos ambientales es complejo y puede involucrar altos costos, considerando la fuerte limitante de una falta de registros en los sectores público y privado, así como en el hogar y la empresa. Como toda estadística relevante, el dato ambiental debe tener una oferta constante y guiarse por los requerimientos de información de sus principales usuarios; es decir, la autoridad ambiental, las empresas, los centros de investigación y los consumidores, para asegurar que la utilidad del dato sea el progreso en el conocimiento y el análisis de los problemas ambientales.

 

También, en el libro se expresa la preocupación de que en el estado que guarda el sistema de estadísticas ambientales, varios retos —entre ellos, las fallas de coordinación, la no utilización de estándares comunes, desactualización de la información— limiten su cobertura, oportunidad y calidad. Se insiste en que debe consolidarse con mejoras continuas en su coordinación, monitoreo, evaluación y corrección, de tal forma que refuerce su confiabilidad y pertinencia.

 

La publicación da cuenta de que la oferta de estadísticas ambientales en México ha avanzado, pero se encuentra aún en desarrollo, con retos de cobertura, frecuencia y calidad. Es preciso avanzar en la producción, compilación y sistematización de las estadísticas ambientales. Una acción que se recomienda es identificar las necesidades de información ambiental, estableciendo las brechas e insuficiencias. Otra es la de potenciar su inclusión en censos, encuestas, registros administrativos e información geográfica.

 

De manera adicional, se sugiere el trabajo coordinado entre los productores de información para mejorar, incrementar y difundir las estadísticas e indicadores existentes. Cada uno de los actores involucrados debe cumplir con su papel en la mejora de los sistemas de información. La institución rectora en materia de estadística debe contar con la autoridad suficiente para coordinar y también desarrollar la información prioritaria. Las instituciones y centros especializados deben tener los enfoques adecuados para las actividades de captación a través de las diferentes herramientas y metodologías, en particular en censos, encuestas y registros administrativos.

 

En suma, esta publicación contribuirá a llenar un vacío en la literatura sobre el tema en México y otros países, por lo que puede ser considerada, por un lado, como base para el diseño e instrumentación de políticas ambientales en los sectores público y privado y, por otro, como un diagnóstico sobre la disponibilidad y atributos de calidad de la estadística ambiental. Así, puede ser una obra de gran valor tanto para los estudiosos del medio ambiente y el desarrollo sustentable en las diversas esferas de la sociedad, como para orientar a las instituciones en el desarrollo y el fortalecimiento de esta información de acuerdo con las necesidades de los usuarios en el marco del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica.

 

Alfonso Mercado Garcia

Autor

Cuenta con dos grados de maestría, uno en Economía por El Colegio de México (COLMEX) y otro en Economía del Desarrollo (University of Sussex, Brighton, Inglaterra). Es profesor-investigador del Centro de Estudios Económicos y coordinador del Programa sobre Ciencia, Tecnología y Desarrollo en el COLMEX. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores desde hace 25 años, con nivel 2. Es autor y compilador de 10 libros (de los cuales cinco tratan sobre temas ambientales) y ha publicado varios artículos en revistas especializadas de Economía, así como varios capítulos de libros sobre Economía Ambiental. Es miembro fundador (enero del 2009) de la red internacional de investigación denominada Red sobre Ambiente, Salud y Desarrollo, con sede en la Universidad de East Anglia, Inglaterra.


Carlos Roberto Lopez Perez

Autor

Se graduó como maestro en Desarrollo Urbano (1981) por El Colegio de México (COLMEX) y es licenciado en Sociología (1979) por la Universidad Nacional de El Salvador. Fue investigador en el Programa de Estudios Energéticos del COLMEX (1981-1988), donde realizó (en coautoría) dos libros, además de varios ensayos sobre el tema. Fungió como director de Estadísticas del Medio Ambiente en la Dirección General de Geografía y Medio Ambiente del INEGI, donde realizó investigación, desarrollo conceptual, así como coordinación y elaboración de varias publicaciones y artículos referentes al medio ambiente (nacional y por zonas metropolitanas), así como sobre sustentabilidad. También, ha participado en grupos de trabajo patrocinados por instituciones de la Organización de las Naciones Unidas acerca del medio ambiente e indicadores de desarrollo sustentable y también para la elaboración de dos manuales (todavía en proceso): uno sobre recomendaciones internacionales en estadísticas de energía y otro para compiladores en este mismo tema.